• No dejes que la vuelta a la oficina sea la excusa para comer mal.

  • Existen mil trucos e ideas para comer en la oficina de forma saludable. 

  • Te proponemos algunas de ellas y ¡qué aproveche!

¿Qué puedes comer en la oficina? Sabemos que la vuelta al trabajo está siendo dura: madrugones, prisas y comida rápida. Muchas veces comer en el trabajo es la ocasión perfecta para caer en las tentaciones de las máquinas de expendedoras o en el típico tupper aburrido.

En ASERHCO hemos pensado algunas ideas para comer en la oficina de forma saludable:

1. Compra fiambreras con distintas divisiones

Tendemos a llevar siempre una sola fiambrera con un plato (macarrones, guiso, ensalada…etc.). Está demostrado que llevar una fiambrera con varios espacios hace que incluyas más ingredientes en tus comidas. Puedes aprovechar el espacio más grande para los hidratos de carbono como el arroz o la pasta o para las verduras.

Aprovecha los espacios medianos para las carnes o pescados y los pequeños para los acompañamientos. También puedes llevar unos pequeños recipientes a parte para las salsas y aliños de ensaladas.

comer-en-la-oficina

2. Snacks saludables

A veces comemos saludable en las comidas principales pero comemos chocolatinas, patatas y chucherías entre comida y comida. Al trabajar todos estamos de acuerdo en que nos apetece picar algo, pero no tiene porqué ser algo poco saludable.

Existen snacks caseros muy sanos y riquísimos. Palitos de apio, de zanahoria, frutos secos, tomates cherrys, hummus…¡Hay un sinfín de posibilidades!

comer-en-la-oficina-saludable

 

3. Ensaladas diferentes 

Las ensaladas no tienen porqué ser aburridas y hechas siempre con los mismos ingredientes. Si llevamos al trabajo siempre lechuga con tomate y atún es probable que nos aburramos en muy pocos días.

Sin embargo, si probamos a mezclar distintos ingredientes y a jugar con los sabores y colores de los vegetales, probablemente encontremos combinaciones riquísimas.

Además, puedes cambiar distintos tipos de aliños (aceite de oliva, limón, mostaza…etc).

comer en la oficina

4. Comparte con tus compañeros

¿Qué te parece si cada uno lleva un plato? Podéis fijar un día a la semana en el que se compartan todas las comidas. Hay oficinas en las que se celebra un día temático como el japonés, el italiano, el mejicano… Cada persona lleva comida típica de ese país y suele resultar un éxito.

Comerás mucho más variado y te lo pasarás genial. La comida siempre es una buena excusa para socializar y conocernos mejor.

comer en la oficina

5. No olvides postre y bebida

Por último, no te olvides del postre y de la bebida. Prepara en tu casa lo que te quieras llevar y evita comprarte bollería industrial o refrescos con gas en el trabajo para acompañar tu comida.

Una buena opción es llevar una pieza o dos de fruta y un zumo o un yogur líquido además de agua.

comer en la oficina

Esperamos que estos 5 sencillos trucos te sirvan de inspiración para comer de una forma más saludable en el trabajo. Recuerda que nosotros apostamos por unos hábitos de vida saludables.

Finalmente, solo nos queda decir ¡qué aproveche!

 

[Total:1    Promedio:5/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.