La lumbalgia, o dolor en la zona baja de la espalda, es una de las causas de mayor discapacidad en todo el mundo

“La parte inferior de la espalda es una zona muy complicada  ya que cuenta con estructuras relacionadas entre sí (tendones, discos intervertebrales…) que pueden irritarse y provocar dolor hacia las extremidades inferiores”, explica la fisioterapeuta Yolanda Casorrán.Dolor de espalda

Síntomas de la lumbalgia:

  • Dolor en la zona inferior de la espalda.
  • Dolor hacia la extremidades inferiores, llegando incluso hasta los dedos del pie.
  • Sensación de adormecimiento que puede llegar hasta los dedos del pie.
  • Debilidad en extremidades inferiores.

Las causas más comunes de la lumbalgia son:

  • Distensión muscular:  Se produce un dolor fuerte en la parte inferior de la espalda después de realizar actividades o un movimiento repentino. Este dolor puede estar acompañado de dificultad para moverse (incluso para ponerse de pie). El dolor puede llegar a la parte superior del muslo pero rara vez llega por debajo de la rodilla.
  • Hernia discal: Se produce una compresión de una raiz nerviosa al desplazarse el disco intervertebral. Puede provocarse dolor que baja hasta la nalga, la pierna y el pie (ciática). Es un dolor persistente, peor en la pierna que en la parte baja de la espalda.
  • Discartrosis: Es un deterioro de los discos intervertebrales. Generalmente el dolor se alivia con frecuentes cambios de posición y empeora al sentarse.
  • Espondilolistesis: Es el deslizamiento hacia delante de una vértebra. Entre los síntomas puede haber dolor irradiado hacia nalgas y cara posterior de muslos. Es frecuente sensación de cansancio en las piernas y tensión de músculos isquiotibiales.
  • Artrosis de articulaciones facetarias: En estos casos hay una zona dolorosa a la palpación y pérdida de flexibilidad. El dolor es más pronunciado a primera hora de la mañana y al final del día.
  • Estenosis del canal lumbar: Los nervios pueden verse comprimidos al salir de la columna vertebral lo cual causa el dolor de pierna.
  • Aplastamiento vertebral: Aparece el dolor de forma repentina, el cual empeora al estar de pie o caminar. Como regla general debe considerarse la posibilidad de un aplastamiento vertebral luego de cualquier aparición repentina de dolor de espalda en adultos mayores de 50 años, especialmente en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis.

¿Cómo podemos aliviar el dolor? Tratamiento de la lumbalgia:

  • Pilates para aliviar el dolor lumbar

    El Método Pilates nos ayuda a mejorar nuestra postura de forma natural y a mantener una espalda sana.

    Aplicar calor en la zona dolorida (20-30 minutos seguidos). El saco térmico terapéutico es una buena alternativa.
  • A la hora de dormir: utiliza un colchón firme, duerme de lado con una almohada entrelas piernas o “boca arriba” con las piernas en alto.
  • Reduce esfuerzos, evita sobrepeso y usa sillas con respaldos rectos donde apoyes la columna.
  • Al coger peso flexiona las rodillas para agacharte manteniendo la espalda recta.
  • No utilices zapatos planos ni con excesivo tacón.
  • Es muy importante el ejercicio físico, ejercitar la musculatura de la espalda.  Una buena opción son las clases de pilates por los beneficios terapéuticos que nos ofrece el Método.
  • Y, sobre todo, no esperes a que aumente el dolor. Acude a un fisioterapeuta regularmente ya que te ayudará a minimizar la aparición de los síntomas y al mismo tiempo te orientará sobre la correcta realización de ejercicios.

Visita nuestra tienda online y disfruta de nuestros descuentos en nuestro centro de  fisioterapia en Zaragoza 🙂

[Total:8    Promedio:3.3/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Deja un Comentario