• Cada verano podemos ver a muchos masajistas en las playas ofreciendo sus servicios

  • ¿Crees que te van a ayudar? No son profesionales cualificados

  • Te contamos los riesgos de los masajes fáciles y baratos en la playa

masajistas en las playas mafias

Servicios de una masajista sin formación en la playa. Fuente: El Mundo

Los masajistas en las playas llegan para quedarse otro verano más. España tiene la suerte de estar bordeada por una costa extensa llena de playas que permite disfrutar a gente de todas las edades.

Sin embargo, cómo dice el refrán “no es oro todo lo que reluce”.

Una estampa muy común en vacaciones es ver a supuestos masajistas en la playas ofreciendo sus servicios.

Estas personas no tienen ninguna formación en masoterapia (masaje manual) y pueden dañar tu cuerpo y tu salud sin que te des cuenta.

Masajistas en las playas: sin formación y peligrosos

Los masajistas playeros son personas que no tienen formación y recorren las playas en busca de posibles clientes. Puede parecer algo inocente y divertido, pero no olvidemos tener en cuenta otros aspectos. El precio suele ser realmente barato, pero recordemos el dicho popular “lo barato suele salir caro”.

Y es que, una persona sin cualificación, en unas condiciones que no son adecuadas, puede dañar tu salud y crear problemas a largo plazo.

¿Por qué no debería aceptar un masaje de este tipo?

Estás relajado, en la playa, con el sonido del mar de fondo y, no nos engañemos, un masaje es lo que más te apetece. Un masajista se acerca a ti y te ofrece unos 20-25 minutos de masaje por un precio razonable. ¿Lo aceptarías? Te damos varias razones para no caer en la trampa:

  • Entorno: un masaje profesional se suele dar en una camilla preparada para ello. La toalla sobre la arena no es una superficie adecuada para iniciar ninguna técnica de masaje. Es mucho más probable que surjan lesiones debido a la posición irregular del cuerpo y a la mala estabilidad. 
  • Formación: igual que no acudirías al peluquero si te duele una muela, aquí pasa lo mismo. Si quieres un masaje ve a un fisioterapeuta titulado y con la formación específica para calmar tu dolor o molestias. 
  • Peligro: los masajes que ofrecen estas personas suelen ser intensos y no sabes a qué tipo de lesiones te puedes exponer. Es realmente peligroso que una persona sin formación manipule nuestra espalda, ya que nos puede generar molestias y ocasionar lesiones.
  • Higiene: ¿sabes si se ha lavado las manos o qué tipo de crema usa? En un centro de fisioterapia el profesional sanitario higieniza sus manos antes de cada sesión y los productos que usa están dermatológicamente testados, además de preparados específicamente para el tratamiento. En la playa pueden utilizar aceites incluso cremas solares que no están pensadas para la masoterapia. 

Ahora que ya conoces algunos de los riesgos, es necesario tomar conciencia del peligro que suponen este tipo de prácticas ilegales.

Si realmente tienes molestias en la espalda reserva una sesión de fisio profesional y ¡no juegues con tu salud!

[Total:1    Promedio:2/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.